Axel M. Pagán Nieves                                                                                                                                                                 6 de noviembre de 2011

Análisis de El día después de mañana

          Hoy en día muchas personas no aceptan que el calentamiento global es el detonante de los cambios climáticos que se enfrentan en nuestro planeta. Sin embargo, la película El día después de mañana es una muestra de todo lo que está comenzando a suceder.  Esta película desarrolla una temática la cual está compuesta de una base científica. Durante comienzo de la misma se observan imágenes del derretimiento de los polos y desde este momento comienzan las interrogantes ¿Qué está causando el derretimiento de los polos?, ¿Por qué está pasando esto?, ¿Podemos detenerlo?, ¿Qué pasará en un futuro si esto continúa? El autor para cautivar a la audiencia, basa partes de la película en argumentos reales como el calentamiento global el cual, hoy, es un tema no solo científico sino también contemporáneo. También, al comienzo se muestra como realizan estudios en el hielo con materiales tecnológicos. En varias ocasiones la ciencia fue utilizada para llamar la atención al igual que se entrelazaron términos investigativos con el diario vivir.

          Además, tanto la selección del título, el vocabulario utilizado y el desarrollo de la película se basaron en la investigación y en el impacto social. En el transcurso de la película se presentan críticas económicas, institucionales y sobre falta de solidaridad y valores. Igualmente, se presentan críticas educativas, ya que según la película con el conocimiento se puede obtener la salvación. Críticas familiares cuando los personajes le dedicaban más tiempo al trabajo que a su familia. Críticas políticas en el momento que el presidente  no tiene el mínimo conocimiento del asunto que enfrentaba el país. También, podemos encontrar otras críticas sociales cuando se presenta a la persona mendiga o pobre con su mascota y no le permiten entrar al refugio.

          Por otro lado, la película nos presenta varios sucesos irreales como por ejemplo la elevación de las olas que entran del océano y se dirigen a la ciudad, la magnitud de los huracanes y el tamaño de los granizos. Asimismo se muestra la ficción en el momento en que uno de los protagonistas arriesga su vida para salvar una muestra científica.

          El día después de mañana es una película la cual recomendaría a los jóvenes, ya que nos trae muchas enseñanzas y una de las más importantes es que debemos cuidar lo que tenemos y  conservar el ambiente. Al igual que no debemos desperdiciar la oportunidad de admirar el trabajo que realizan nuestros compañeros, porque no sabemos en qué momento necesitaremos de ellos.